¡BIENVENIDO OTOÑO!!!. LAS CASTAÑAS

13 Oct ¡BIENVENIDO OTOÑO!!!. LAS CASTAÑAS

¡Bienvenido otoño! Estación de emociones fuertes y diversión, ambas cosas básicas para mantener una estabilidad emocional, y seguir unos buenos hábitos saludables.

Con el verano se nos van marchando los alimentos estivales típicos, como los melocotones, el melón, y la sandía, entre otros, pero también aparecen otros con un gran valor nutricional como son las nueces, los hijos, las granadas, la calabaza y las castañas.

Precisamente de las castañas quiero hablar hoy. Este fruto seco típico del otoño, y del invierno, que contiene casi la mitad de su peso de agua. También contiene minerales cómo calcio, fósforo y magnesio, un discreto aporte proteico y un alto contenido en hidratos de carbono complejos muy interesantes para el cuerpo. Las castañas y el resto de frutos secos tienen un bajo contenido en grasa, que es solo del 3%, mucho menor que los valores de entre 30-50% de otros frutos secos. Esta diferencia hace que el aporte calórico de la castaña no sea tan elevado y la podamos comer con mucha más frecuencia, sin miedo a perder nuestro peso deseado (155Kcal/100g).

Otro valor de mucha importancia es la forma en que cocinamos y comemos este gran alimento. La castaña se puede comer cruda, pero es mucho mas buena y digerible cocida, o asada a fuego vivo. No hace falta añadir grasa en su cocción, por lo tanto, obtenemos un producto calentito y agradable al paladar.

Otra peculiaridad de la castaña es que requiere ser pelada de una en una. Eso hará que las comemos a una velocidad controlada, y evitemos un empache que nos traería dolor de barriga y sobrepeso.

Si además las compramos en a un castañero, hará que nos las comamos paseando, y hablando en buena compañía. Uno de los placeres de antaño que seguimos disfrutando en invierno y que tiene un origen incierto, pero se sabe que ya existían des del siglo XVIII.

A si que, las calabazas con cara de monstruo y el «truco o trato» americano para recoger caramelos cargados de azúcar por las casas, son muy divertidos, pero comer castañas asadas paseando con la familia, es mucho más saludable.

No Comments

Post A Comment