LA SAL: DOBLE O NADA

05 Sep LA SAL: DOBLE O NADA

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) concluye que el 85% de los niños españoles de menos de 10 años ingiere una media de 7,8 gramos de sal cada día. Esto no es una dada cualquiera ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo inferior a 5 gramos por día.

El estudio se hizo midiendo la cantidad de sodio excretada por orina de algo más de doscientos alumnos madrileños. Aunque la muestra no es muy extensa y toda está centrada en Madrid, el resultado es parecido a otros estudios realizados en otras zonas del país.

Está comprobado que los niños con un alto consumo de sal serán muy probablemente adultos hipertensos, y la hipertensión es de las diez primeras causas de muerte en España, junto con otras enfermedades crónicas como la diabetes, hipercolesterolemia u obesidad.

Aunque la recomendación de “reducir el consumo de sal” ya está muy extendida en la mayoría de población y muchas personas no añaden nada de sal a sus platos, y los comedores escolares están cada vez más concienciados con una alimentación saludable y baja en sal, parece que  la industria alimentaria aún utiliza la sal (NaCl) en grandes cantidades para realzar el sabor y alargar la vida útil del alimento. Si a esto le añadimos la evolución de las tendencias alimenticias, aunque no pongas nada de sal a tus platos, y creas que comes sin NADA de sal, la realidad es que estas comiendo casi el DOBLE de la sal recomendada. Ten en cuenta que esto no es un juego y presta atención al truco.

Los almacenes y frigoríficos de nuestras casas están cada vez más llenos de comida preparada y manufacturada. Cajas de cereales, latas de refrescos, caldos preparados y cada vez hay menos alimentos naturales. Alimentos que primera gamma. Alimentos que no hayan perdido su forma original. Estoy hablando de frutas frescas, legumbres, verduras frescas, patatas. Estos alimentos que cuestan un poco más de tiempo para cocinar, pero que no van cargados de sal.

No es suficiente comer sin sal, tenemos que comer más alimentos originales, aunque no estaría mal, que los gobiernos limitaran el uso de sal a la Industria Alimentaria debido a la gran responsabilidad que indirectamente también tienen sobre la salud pública.

No Comments

Post A Comment